Tipos de suelos: los más recomendables y los que debemos evitar en nuestros entrenamientos

Hola a todos, ya estamos aquí una semana más dispuestos a conseguir nuestro objetivo. Nos adentramos en la sexta semana de entrenamiento y el gusanillo de la competición empieza a aparecer, por lo que el entrenamiento se va a dirigir a coger sensaciones de cara al día de la prueba y donde nuestros ritmos serán algo más elevados.Pero como siempre y antes de ir a por nuestro entrenamiento semanal, os dejamos algunos consejos para ir ampliando conocimientos en este magnífico mundo del running.

Hoy queremos hablaros de los diferentes tipos de suelos que nos encontramos cuando corremos, y que en muchas ocasiones nos hemos preguntado cuál es el ideal. Por tanto hoy os dejaremos algunas características de cada uno de ellos.

El asfalto es uno de los más usados para correr por él, pero también uno de los más agresivos. Bien es cierto que es el tipo de suelo donde se celebran casi el 100% de las pruebas urbanas, por tanto se hace necesario acostumbrarse a él, pero no debemos excedernos en el kilometraje semanal en este suelo. Entre sus ventajas esta la estabilidad y la buena tracción que nos ofrece, aunque en su contra esta la dureza y la probabilidad de sobrecargas. También debemos tener en cuentas que las aceras, que es por donde solemos transitar, aún son más duras y más perjudiciales que el propio asfalto, por tanto no se recomienda su uso más de un día semanal.


El siguiente tipo de suelo que vamos a tratar es la tierra (dura y compacta). Este terreno es sobre el que debemos realizar la mayoría de nuestros kilómetros, ya que nos proporciona la amortiguación suficiente para no sobrecargar demasiado nuestras piernas. Aún así, debemos prestar atención a zonas con piedras o grava suelta para no tener un percance.

La cinta de corrersuele ser uno de nuestros durante los meses de invierno, donde el frio y la lluvia amenazan nuestros entrenamientos. El suelo de la cinta está fabricado para correr por tanto suele ser de buena calidad y absorbe de manera notable nuestros impactos. En contra tenemos la monotonía de los entrenamientos, además de que nuestra técnica no es la misma que cuando corremos al aire libre, por lo que no debemos abusar de ella si el objetivo es mejorar nuestro rendimiento en las diferentes carreras populares.

Y por último, nos encontramos el tartán, material del que están hechas las pistas de atletismo. Este material está diseñado para absorber nuestros impactos y ofrecernos el rebote ideal, además de que facilita la tracción. Aún así no se aconseja para rodajes largos, y su uso está orientado a ejercicios de técnica de carrera y series de velocidad.

Además de todos estos tipos de suelo, nos podemos encontrar en nuestros rodajes zonas de hierba o arena blanda. Estos, a pesar de su buena amortiguación, no son recomendables, sobre todo para principiantes debido a su superficie irregular, por lo que podemos utilizar estas zonas para caminar, ayudando así a fortalecer nuestros tobillos.


SEXTA SEMANA DE ENTRENAMIENTO
Planificación:
- Lunes: 15´ carrera suave + 30 progresivos (comenzamos un poco más lentos que nuestros ritmo competición zona 2 y acabamos un poco más rápido que nuestro ritmo competición zona 3-4)
- Miércoles: 40´ carrera suave (zona 2) + 8 rectas progresivas de 80-100 metros aprox (debemos comenzar lento y acabar al 90-95%
- Jueves o viernes (opcional): 45´ carrera muy suave (zona 1-2
- Sábado o domingo: 20´ carrera suave + 5´ x 3 (zona 3-4 + 2 trote suave zona 1-2)

Con esto ya tenemos dispuesto el menú semanal para seguir preparando nuestro 10K, mucho ánimo a todos y buena semana.


15/05/2017 [ Lista de noticias ]